Blogia
L a P e d r @ d a

Los países ricos desperdician la ocasión de relanzar las negociaciones en la OMC y fuerzan un nuevo fracaso de la Ronda del Desarrollo

Intermon Oxfam

Los países ricos desperdician la ocasión de relanzar las negociaciones en la OMC y fuerzan un nuevo fracaso de la Ronda del Desarrollo.

La Organización Mundial de Comercio prometió en Cancún que en tres meses desbloquearía las negociaciones comerciales. Ese momento ha llegado pero los países ricos han vuelto a desperdiciar la ocasión, ha lamentado hoy Gonzalo Fanjul, del Departamento de Campañas y Estudios de Intermón Oxfam. Esta queja llega después de que la OMC haya anunciado esta semana que el Consejo General del próximo lunes en Ginebra no servirá para relanzar las negociaciones rotas en la reunión ministerial de septiembre, a pesar de que en Cancún se fijó el 15 de diciembre como fecha límite para hacerlo.

Para Intermón Oxfam, este retraso es sólo una excusa de las grandes potencias comerciales para no afrontar el compromiso de luchar contra la pobreza. En realidad, los países ricos prefieren permanecer en esta situación para no abordar cuestiones tan importantes como la agricultura. Según Fanjul, -los países pobres no están pidiendo nada que los ricos no prometieran ya en la reunión de Doha hace dos años. Es inaceptable que Estados Unidos y la Unión Europea sigan responsabilizando del fracaso de Cancún al G-20- (grupo de países en desarrollo liderados por Brasil, China, India, Sudáfrica y Argentina).

Desde Oxfam Internacional (Intermón Oxfam en España) pedimos a los países ricos que cumplan sus compromisos con la cooperación multilateral para que el comercio utilice todo su potencial para reducir la pobreza. En este sentido, criticamos que países como Estados Unidos sigan bloqueando las negociaciones en la OMC y presionen para conseguir tratados comerciales bilaterales y regionales, como quedó de manifiesto en la reunión del ALCA (Acuerdo de Libre Comercio para las Américas) celebrada en Miami hace tres semanas.

El asunto clave que debe afrontar la OMC es el de los subsidios a la exportación de productos agrarios (el llamado dumping agrario), que, en el caso de las ayudas estadounidenses al algodón, ha afectado a diez millones de productores africanos y sus familias. Asimismo, la agenda de los países en desarrollo incluye otros temas esenciales para sus economías, como un mayor acceso a los mercados del Norte para sus productos textiles (un sector en el que las barreras injustas provocan a los países pobres pérdidas de 40.000 millones de dólares anuales) o la reforma de los mecanismos de funcionamiento de la OMC.

En Doha los países ricos prometieron reformar las reglas del comercio internacional, que sistemáticamente han perjudicado los intereses de los países pobres. Es vergonzoso que este lunes la OMC añada un fracaso más a su lista de oportunidades desperdiciadas-, señala Fanjul.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres